Carta al Director

Viña del Mar, 11 de septiembre de 2020.

Certezas y capacidad de juzgar el porvenir

Señor Director:

La opción “Rechazo” en el plebiscito constitucional ofrece la certeza de algo conocido: la Carta Fundamental actualmente vigente, que suma 257 reformas a través de 52 leyes (no es una Constitución rígida o pétrea). La opción “Apruebo” ofrece la certeza de que se desconoce cuál será su contenido.

Quienes voten “Apruebo” lo harán por la ilusión de lograr algo beneficioso para Chile. Sin embargo, en la eventualidad de que tal opción se imponga, el resultado es predecible. Como quienes han venido promoviendo el cambio de la Constitución mediante una Asamblea Constituyente han sido los sectores políticos de izquierda, es presumible que una nueva reemplazaría la actual institucionalidad, propia de una sociedad libre y responsable, por otra de orientación colectivista, igualitarista y estatista; que lleva en si el germen del totalitarismo. Los partidarios del “Apruebo”, en su gran mayoría, pretenden instaurar “el otro modelo” o “el régimen de lo público”, eufemismos de “Estado socialista”.

            Al reflexionar sobre este tema se nos vienen a la mente los siguientes pensamientos célebres: “no podemos juzgar el porvenir, sino por la experiencia del pasado”, “los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla”, “el que no conoce la historia toda su vida será un niño”, “la peor aberración del espíritu consiste en ver las cosas como se quisiera que fuesen y no como efectivamente son”, “el secreto del éxito de los pueblos estriba en su capacidad para juzgar y comprender con exactitud el momento presente” (autores: Adolfo Ibáñez Gutiérrez, atribuido a Santayana, Cicerón, Enrique Berstein, anónimo).

Atentamente le saluda.

Adolfo Paúl Latorre

              Abogado

Viña del Mar, 10 de septiembre de 2020.

Rechazo a idea de legislar

Señor Director:

            Varios diputados rechazaron la idea de legislar sobre el proyecto de infraestructura crítica —que faculta a las FF.AA. para proteger tal infraestructura sin necesidad de decretar un estado de excepción constitucional— aduciendo que debe ser mejorado y que no debe haber señales confusas sobre la aplicación de las leyes.

            Al respecto cabría comentar que el proyecto debería establecer claramente las reglas de uso de la fuerza para cumplir adecuadamente el objetivo perseguido. Las FF.AA. no podrían lograrlo si estuveren sujetas a las Reglas de Uso de la Fuerza en los Estados de Excepción Constitucional actualmente vigentes (D.O. 22/02/2020) pues ellas son tan extremadamente restrictivas que, prácticamente, dejan a los militares sin capacidad disuasiva o represiva alguna contra quienes están dispuestos a cometer o que están cometiendo actos terroristas, vandálicos o de violencia insurreccional.

La disuasión es un efecto psicológico que se logra mediante la amenaza de un daño que el agresor no está dispuesto a aceptar (que los beneficios que espera lograr si actúa no compensarían los daños que podría sufrir). Ella consiste en hacer temer al enemigo su propia victoria. El efecto disuasivo no se logra con la presencia de militares que tienen prohibido el uso de sus armas de fuego o que no tienen la voluntad para emplearlas por el temor a que si lo hicieren serían encarcelados por “violar los derechos humanos”.

                           Atentamente le saluda.

Adolfo Paúl Latorre

 Abogado

Viña del Mar, 7 de septiembre de 2020.

Lenguaje grotesco

Señor Director:

En la eventualidad de que se imponga la opción “Apruebo” en el plebiscito constitucional, esperemos que los redactores de la nueva Carta Fundamental no utilicen un lenguaje tan grotesco como el de la Constitución de Venezuela, que dice:  «Artículo 41 Sólo los venezolanos y venezolanas por nacimiento podrán ejercer los cargos de Presidente o Presidenta de la República, Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva, Presidente o Presidenta y Vicepresidentes o Vicepresidentas de la Asamblea Nacional, magistrados o magistradas del Tribunal Supremo de Justicia, Presidente o Presidenta del Consejo Nacional Electoral, Procurador o Procuradora General de la República, Contralor o Contralora General de la República…» (siguen otros cargos con sus formas masculina y femenina).

Tal lenguaje daría cumplimiento a las instrucciones dadas por el ministro secretario general de la presidencia Nicolás Eyzaguirre en su oficio 934 del año 2016 sobre “consideraciones de género en la formulación de proyectos de ley”.

Atentamente le saluda.

Adolfo Paúl Latorre

Abogado

Viña del Mar, 5 de septiembre de 2020.

Elección de gobernadores regionales

Señor Director:

La elección de gobernadores regionales debería ser postergada indefinidamente, especialmente en la eventualidad de que se imponga la opción “Apruebo” en el plebiscito constitucional. En tal caso, la existencia de tales gobernadores y sus atribuciones, la división territorial, la descentralización administrativa y la gestión financiera a nivel regional, son materias que deberían ser abordadas por el órgano constituyente; órgano que podría proponer a la ciudadanía una Carta Fundamental que contemple un nuevo sistema de gobierno e, incluso, la instauración de un Estado federal.

                               Atentamente le saluda.

Adolfo Paúl Latorre

Abogado

0 No hay Me Gusta 🙁

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICACIONES POR AUTOR
PROGRAMA REVELANDO
REVISTA ESLABÓN
HAZTE SOCIO DE ASOFAR
TRÁMITES DE DEFUNCIÓN
SUBSECRETARIA FF.AA.
CAPREDENA
MULTIGREMIAL FACIR
DEMODIGITAL.CL
REVISTA TRES ESPADAS

ASOFAR AG - Asociación Gremial de Oficiales de la Armada en Retiro

Esmeralda 1074 Of. 401, Valparaíso - Tel 32 2254314 - asofar@gmail.com