Brazas a Ceñir

Suboficial Mayor Sr. Luis Mella Toro (Q.E.P.D.)

El marino, y aún el que no lo es, pero que de una u otra forma se siente ligado a la Armada, cuando desea exteriorizar marcialmente su entusiasmo, siente un irrefrenable impulso de silbar o entonar «Brazas a ceñir», la marcha que compusiera el entonces Sargento 2° Músico Luis H. Mella Toro. «Brazas a Ceñir».Puede decirse en propiedad que jamás marcha-canción alguna, con excepción de nuestro himno patrio, logró imponerse en tal forma, que se la identifica a los primeros compases con la Marina chilena. De allí entonces el interés de dar a conocer algunos interesantes detalles de su nacimiento y de su progenitor.Es que cuando el Sargento Mella concibió esta hermosa marcha, se encontraba en el lugar e instante precisos para dar rienda suelta al impulso creativo, a pesar de que la inspiración le surgió como consecuencia de un «Cuarto de Guardia» nada de romántico. (Si te levantas poco antes de las 12 de la noche para trabajar hasta las 4 de la madrugada, lo menos que puedes sentir es inspiración, pero sí mucho sueño). Fue una madrugada del mes de junio de 1929, la corbeta «General Baquedano» navegaba de regreso a Chile, en cumplimiento de uno de sus viajes de instrucción, habiendo alcanzado hasta Vancouver en Canadá. El Sargento Mella, hacía su cuarto de guardia en la «Partida de Proa». La «partida» se encontraba en descanso, debido al poco viento reinante, que sólo permitía al velero un lento avance. Esta circunstancia fue muy bien aprovechada por el Sargento Mella, quien en lugar de dormitar en cubierta, como lo haría el resto, sacó su inseparable clarinete y comenzó a extraerle algunos aires marciales. Lo cierto es que sólo alcanzó a bosquejar un método para flauta con la música de la marcha. En todo caso “Brazas a Ceñir» ya estaba concebida. Los relevos de 4 a 8 de la mañana, hicieron volver a la realidad al sargento Mella y al resto de la «partida» a continuar el sueño interrumpido en los confortables coyes.No fue sino hasta comienzos de 1935 cuando Luis Mella Toro armonizó, instrumentó y ejecutó por vez primera la marcha. Más tarde, fue adaptándola al ambiente de aquella noche de inspiración y entre son y son fue trasladada al pentagrama. Al hacer la letra, debió trasladarse mentalmente a bordo para poder así obtener los versos que le conocemos con su hermoso contenido poético no exento de jerga náutica. Su estreno no pudo ser más auspicioso ni contar con mejor auditorio. Se encontraba en una comida de cadetes en la Escuela Naval. Repartió previamente sendas copias con la letra a los cadetes. A la segunda ejecución, casi todos la entonaban. Era tal el entusiasmo que a la «séptima» ejecución, ya no sólo la entonaban los cadetes, sino los instructores y el personal de cámaras allí presentes. La emoción embargaba a todos quienes se encontraban en los comedores de la vieja escuela. Hoy día, resulta casi anecdótico contar que la composición de «Brazas a Ceñir», le valió al Sargento Mella una sencilla anotación en su Libreta de Servicios Voluntarios. En efecto, sólo en 1938 y con la sobriedad del momento, quedó en su libreta la siguiente anotación de Mérito: «Felicitase al Sargento 1° Músico Luis H. Mella Toro, por el espíritu de cooperación y entusiasmo demostrado al componer la marcha-canción «Brazas a Ceñir». En otras páginas de su libreta, este excelente músico registra más anotaciones meritorias que corona con la obtención de! Segundo Premio de Eficiencia en la Armada, al componer, el 18 de junio de 1940, la marcha «Submarinos en Acción”. Pero hay otra anotación que conviene destacar. En 1931, su calificador, con mucha visión futurista, emite los siguientes conceptos sobre el sargento Mella: «Es un buen músico, estudioso y en breve será una notabilidad para nuestra Marina”.

El día 21 de mayo de 1974 acogiendo el sentir general de las dotaciones navales y a sugerencia del Jefe de Relaciones Públicas de la Armada, Capitán de Fragata, Pedro Baraona Lopetegui, el Comandante en Jefe de la Armada de ese entonces Almirante José Toribio Merino Castro, que había sido uno de los primeros en interpretarlo en 1935, firmó el decreto C.J.A. Ord. N9 6065/Vrs., de 21 de mayo de 1974, la marcha-canción «Brazas a Ceñir», fue designada himno oficial de la Armada de Chile, sellando con su actitud una historia que enaltece a la Marina y la proyecta con vehemencia en el ámbito ciudadano. Es así como en sobria ceremonia efectuada el día 21 de mayo de 1974, como parte de los actos conmemorativos de la gesta de Iquique, el Almirante Merino, hizo entrega al autor el decreto original mencionado. Le entregó, además, un asta metálica de sobremesa con una bandera que lleva el escudo de la Armada, como recuerdo de tan señalada ocasión.

El 26 de septiembre de1978 cuando aún vibraban en el espacio las notas de su invicta marcha ejecutada y cantada después de las festividades de fiestas patrias por los batallones navales, fallecía en Santiago el destacado músico y compositor, Suboficial Mayor Naval don Luis Mella Toro autor del inmortal himno oficial de la Marina de Guerra de Chile “Brazas a Ceñir” que identifica con grandeza a la Institución cuando dice en una de sus estrofas: tu nombre no has de manchar, gigante del ancho mar, este es el lema, marino, cumple con tu deber y vencerás.

La expresión “Brazas a Ceñir” quiere decir que las velas deben orientarse correctamente en dirección del viento, para lograr una velocidad óptima. La Hoja de Servicios del Suboficial Mayor Mella consigna, entre otras, las siguientes anotaciones:  Ingresó a la Armada el 26 de mayo de 1919, como Músico 3°. Asciende a Músico 2° el 31 de mayo de 1920. Se le cambia la denominación de Músico 2° por la de Sargento 2° (Músico) con fecha 15 de octubre de 1925. Asciende a Sargento 1° (Músico) el 31 de enero de 1934. Asciende a Suboficial (Músico) el 31 de julio de 1939. Obtiene su retiro con 22 años, 1 mes y 20 días de servicios el 31 de octubre de 1942.  Durante el transcurso de su carrera en la Armada estuvo embarcado en diversas unidades, siendo las más importantes el acorazado «Almirante Latorre», crucero «Chacabuco». Crucero «Prat», crucero “Blanco Encalada» y corbeta «General Baquedano». En 1969, se le concedió el ascenso a Suboficial Mayor (R)Bibliografía: 1. Revista de Marina 2/1973, Sargento 2° (Ec.) Zoilo SANTANA Bustos 2. Revista de Marina 4/1974.

Carlos Saldivia Rojas

Suboficial Mayor Armada (R)

5 Me gusta 🙂

2 respuestas a Brazas a Ceñir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICACIONES POR AUTOR
PROGRAMA REVELANDO
REVISTA ESLABÓN
HAZTE SOCIO DE ASOFAR
TRÁMITES DE DEFUNCIÓN
SUBSECRETARIA FF.AA.
CAPREDENA
MULTIGREMIAL FACIR
DEMODIGITAL.CL
REVISTA TRES ESPADAS

ASOFAR AG - Asociación Gremial de Oficiales de la Armada en Retiro

Esmeralda 1074 Of. 401, Valparaíso - Tel 32 2254314 - asofar@gmail.com