HISTORIA MARINERA

RELATO DE ACAECIMIENTOS EN EL TEATRO DE OPERACIONES AUSTRAL

INVIERNO DE 1977 – RECUERDOS DE UN SOLDADO DEL MAR

Armando Quezada Huguet

Subteniente IM

Corría el año 1977, Argentina y Chile esperaban la sentencia del Laudo Arbitral a que se habían sometido por el control y soberanía del canal del Beagle y sus Islas adyacentes, principalmente Picton, Nueva y Lenox. Aproximadamente en el mes de mayo su  Majestad Británica emitió su veredicto, apoyando la tesis de Chile.

Meses después la República de Argentina, desconoció abiertamente el fallo arbitral de los Ingleses, declarándolo insanamente nulo. Por este motivo nuestro gobierno ordenó a la Armada en particular, reforzar con guarniciones de Infantes de Marina las islas del Canal del Beagle y todos sus puestos de señales y vigía (PVS) en las Wollaston, hasta el Cabo de Hornos.

Para ese entonces yo era un joven Stte. IM, y recuerdo que nos desplegaron en el mes de julio al teatro de operaciones en pleno invierno, debiendo soportar condiciones meteorológicas muy difíciles, con nieve, lluvia y fuertes vientos.

Mi unidad formaba parte de una Fuerza de Tarea desplegada en la zona del Beagle – Nassau, y que se encontraba al mando del CF Juan Hernández (QEPD), a quien lo conocíamos por el apodo de Frefri. A mi unidad le habían asignado la tarea de defender nuestra soberanía en un PVS, llamado Colón en la bahía de “Arquistade”, en el archipiélago de las Wollaston.

Para cumplir mi misión tenía una sección IM, muy bien equipada y entrenada con la cual, al llegar al área, procedimos a reconocerla en detalle y disponer las defensas que consideramos más apropiadas.

Cierta noche escuchamos un ruido característico proveniente del mar, típico de las unidades misileras. Nuestros vigías nos alertaron, y me informaron que era la misilera argentina “INTRÉPIDA”, que estaba fondeando a la gira con cadena a unos 150 mts del PVS, en aguas interiores chilenas.

Inmediatamente toqué zafarrancho de combate, y mi gente estuvo lista para entrar en acción, ocupando las posiciones y trincheras que habíamos construido para tal efecto.

Nuestras armas de todo tipo apuntaban a la misilera, que se encontraba a distancia de tiro de ellas. Yo les dije a mis soldados que al romper el fuego este debía ser mortal y certero.

No tendríamos otra oportunidad; teníamos que tratar de hundir la lancha al momento, dirigiendo nuestros fuegos a su centro en la línea de flotación, a su armamento y sistema de comunicaciones.

Las misileras de esta clase tenían un armamento muy letal, que era su cañón de proa, un OTO Melara automático.

Antes de romper el fuego, decidí enviar un mensaje a mi mando, de respuesta inmediata, y que por la premura, salió sin ser cifrado, en lenguaje común, y del siguiente tenor:

Autorización para romper el fuego.  Misilera argentina fondeada frente a PVS “Colón”, violando la soberanía Nacional.

Al parecer el mensaje llegó hasta el Comandante en Jefe de la Armada, Almirante don José Toribio Merino Castro.

Para sorpresa nuestra, y antes de que llegara la respuesta de nuestro mando, la misilera Argentina, zarpó de emergencia abandonando a toda máquina las aguas chilenas.

Minutos después que se alejará la misilera en la oscuridad de la noche, recibimos respuesta a nuestro requerimiento, que a través de un mensaje naval (DISNABE) decía:

“ALTO, ALTO EL FUEGO, NO DISPARAR”

Como consecuencia de lo anterior :

Misilera Argentina zarpo de inmediato a máximo andar.

Fuerza de Tarea Anfibia Chilena también zarpó de emergencia, preparándose para entrar en combate.

Hostigamientos aéreos y marítimos de aeronaves y buques argentinos en el teatro de operaciones, disminuyeron notablemente durante ese mes.

Afortunadamente y seguramente por la protección divina, el incidente no pasó a mayores, y los gobiernos continuaron con sus esfuerzos diplomáticos, que finalmente evitaron una confrontación bélica, que hubiera tenido un alto costo para ambos países.

7 Me gusta 🙂
PUBLICACIONES POR AUTOR
PROGRAMA REVELANDO
REVISTA ESLABÓN
HAZTE SOCIO DE ASOFAR
TRÁMITES DE DEFUNCIÓN
SUBSECRETARIA FF.AA.
CAPREDENA
MULTIGREMIAL FACIR
100RAZONES.CL
REVISTA TRES ESPADAS

ASOFAR AG - Asociación Gremial de Oficiales de la Armada en Retiro

Esmeralda 1074 Of. 401, Valparaíso - Tel 32 2254314 - asofar@gmail.com