HISTORIA MARINERA

EXPERIENCIA MARINERA

Francisco Martínez Villarroel

Vicealmirante

.

Ese día la mañana transcurría tranquila en Mejillones, calor, nada de viento, fuerte radiación UV   sólo de fondo, el ruido del mínimo oleaje de sus playas.  En el subconsciente nacional, los recuerdos del fatídico 27 de febrero recién pasado estaban muy presentes. Obviamente, soportar uno de los terremotos más fuertes de la historia de la humanidad y un tsunami, deja una profunda huella, es como si la madre naturaleza se encargara de mostrar periódicamente que somos criaturas de Dios, no dioses.

El relevo de prácticos se cumplía con normalidad, mientras la televisión mostraba las imágenes iniciales del cambio de mando presidencial, que naturalmente estaría fuertemente influenciado por los efectos de la catástrofe.  Efectivamente ello no sólo fue en los discursos, la tierra nuevamente tembló   las imágenes mostraron las dependencias del Congreso Nacional oscilando, junto  con  los  preocupados rostros  de  los  asistentes  al  acto,  incluyendo  el  príncipe  heredero  de  España. Minutos después, la preocupación dio paso a la emergencia al conocerse la posibilidad de un nuevo tsunami, cuyo efecto alcanzaría hasta la bahía de Mejillones.

Mientras tanto, la televisión trasmitía el nerviosismo, el apuro, esos minutos de intranquilidad nacional. La paz local de Mejillones dio paso a una ordenada búsqueda de los lugares seguros; remolcadores, lanchas y pesqueros se posicionaron a una milla de la costa.  Amarradores y el personal de los diferentes terminales también buscó la seguridad y comenzó la tensa espera de la llegada de la o las olas, hecho que afortunadamente no se produjo.

Al práctico de guardia, que viajaba en un móvil a una maniobra de desatraque en el terminal Mejillones, se le ordenó mantenerse en espera en lugar seguro, por ello, en el mismo automóvil se ubicó en la cota más alta cercana al mencionado terminal.  Solo con un joven chofer, el tema de conversación era escaso, solo en la mente la familia lejana, los eventuales efectos de un fenómeno de este tipo y la plegaria a nuestro Supremo Hacedor para tener fuerza y confianza.

Nada pasó, gracias a Dios. La normalidad lentamente retornó, la maniobra suspendida debió esperar algunos minutos más por el regreso de los apoyos y el personal de tierra.  Ello se aprovechó para despachar la nave con toda celeridad, el ambiente naturalmente continuaba tenso, no era para menos.  El práctico en el alerón del puente, tranquilo pero preocupado, mirando el horizonte, esperaba al Capitán y su reporte de nave lista a zarpar.

Finalmente el Capitán arribó al puente, muy joven, su expresión exudaba ansiedad y ganas de hacerse a la mar de inmediato.  Iniciando la maniobra, su vista se clavó en los pilotes del muelle que mostraban amplios sectores fuera del agua, la pregunta fue inmediata: “Mister Pilot, is the next low tide or the approaching tsunami”?

Sí era la hora de la baja, pero nunca se había visto tan baja. ¿Sugestión, realidad, tensión? Probablemente todas las anteriores, lo cierto es que la maniobra fue una de las más rápidas y eficientes que el práctico había visto en una nave de 140 metros de eslora, con muy poca dotación.  Ligeramente al norte del rompe olas del terminal Angamos, el Capitán agradeció al práctico y con ello diplomáticamente pidió que se desembarcara, naturalmente para apurar su salida de esta amplia bahía.

En la embarcación, de vuelta a tierra, una interrogante silenciosa rondaba la mente de todos, ¿y si se equivocaron con el cálculo de la hora de llegada de la ola? ¿Qué pasa en estos metros que faltan para llegar a la chaza del muelle?.

.

Fuente: Revista de Marina N° 4/2012. Publicado el 1 de agosto de 2012.

2 Me gusta 🙂
Publicaciones por Autor
Programa Revelando
Revista Eslabón
Hazte Socio de Asofar
Trámites De Defunción
Subsecretaria FF.AA.
Capredena
Convenios Bienestar Social
Mutual de Seguros
Revista Tres Espadas
Sinergia Democrática

ASOFAR AG - Asociación Gremial de Oficiales de la Armada en Retiro

Esmeralda 1074 Of. 401, Valparaíso - Tel 32 2254314 - asofar@gmail.com